.

Verdades y Rumores

Agente 007

.

Tan pronto como arrancó el controvertido programa de descuentos para deudores ancestrales del Simas Torreón, salió el peine de por qué los priistas no reclamaron cuando se dio a conocer que dicho plan de “estímulos” (así les dicen) se saltaba la ley estatal de aguas, bajo la cual se rigen todos los organismos operadores de agua potable y drenaje de la entidad. Como usted sabe, enterado lector, en dicha norma se prohíbe explícitamente la condonación o descuento de cargos a los usuarios del servicio. Además, los que saben de leyes dicen que sólo los impuestos puedes ser objeto de exenciones, no los pagos por derechos, como lo es el contar con agua y alcantarillado en casa. Dados estos preceptos, la mesa parecía puesta para que los priistas, siempre atentos a cualquier movimiento en falso del gobierno municipal del panista Jorge Zermeño para echárselo en cara, se dieran vuelo cuestionando algo que pudiera considerarse ilegal.

++++++++++++++++

Pero no ocurrió así, misteriosamente, cosa que hasta los legisladores panistas ponderaron a la hora defender la legalidad de los descuentos. La razón de tan asombrosa actitud está en que los regidores tricolores ya tenían preparada la estrategia para llevar agua a su molino aprovechando el plan de estímulos fiscales. Y así fue que, de inmediato, hicieron circular convocatorias a sus clientes de las colonias beneficiadas con los descuentos para que acudieran a las oficinas de los ediles priistas o del propio partido a registrarse para poder tener acceso a las rebajas. Al detectarlo, la Presidencia Municipal emitió un extrañamiento por lo que consideró una “politización” de la medida, a lo que el PRI, despojado de cualquier empacho, respondió que seguirían “politizando” el asunto y que, incluso, les recomendaban a los panistas que hicieran lo mismo. O sea que al PAN se lo chamaquearon los priistas quienes, genios y figuras hasta sus sepulturas, decidieron montarse en la ola para comenzar a aceitar su maquinaria electoral. Todo esto recuerda a los famosos aguabonos de hace años y las condonaciones extraordinarias que los tricolores han aplicado en colonias que pertenecen a sus bases. La diferencia es que ahora quienes les abrieron la puerta fueron los propios panistas con una medida que, dicen, si un usuario cumplido se pone vivo, se puede tumbar por que está sostenida con alfileres en términos legales.

***

Tal parece que el triunfo holgado del pasado 1 de julio, incluso más abultado que el de hace un año, le está provocando al alcalde Jorge Zermeño algunos mareos que se han traducido con roces con algunos ciudadanos y asociaciones, además de los regaños que suele propinar de vez en cuando a los integrantes de la Incómoda Prensa. Y es que don Jorge, un personaje sin duda importante en la región que en esta columna ha sido definido como una especie de Cid Campeador de la arena política, se ha enfrascado en diferendos, digamos, gratuitos, con organizaciones que tienen reconocido trabajo de fondo. Por ejemplo, el jefazo de la comuna ha sostenido una discusión con integrantes de colectivos de familiares de personas desaparecidas por el memorial que durante la pasada administración se instaló en la Alameda Zaragoza y que el gobierno actual pretende mover porque no cuadra con la necesaria remodelación del espacio público que afortunadamente ya se lleva a cabo. Más recientemente, Zermeño ha puesto en entredicho la solicitud de alerta de género que las integrantes de la Red de Mujeres hizo ante una serie de feminicidios registrados en la región. Dicen que no cayó nada bien entre las feministas la declaración de don Jorge de que de pronto a “alguien” se le ocurrió pedir la alerta, como si no tuviera sentido o fuera mera ocurrencia. Lo más extraño de todo es que la solicitud se hizo el año pasado cuando el PRI gobernaba la ciudad, es decir, los panistas bien pudieran argumentar eso para quitarse un poco el peso de la responsabilidad porque, como dicen, lo que no fue en tu año no es en tu daño. A estos desencuentros hay que sumar el intento de desaire que los ediles panistas encabezados por Ana María Betancourt hicieron a los jóvenes de la Ibero e integrantes de la asociación Renacer Lagunero cuando presentaron su propuesta de nuevo centro de Torreón para cuando, alguna vez, el actual aeropuerto se mude de sitio. Todos estos asuntos llevan a algunos malpensados a decir que, o hay asesores ineficientes en círculo cercano de don Jorge, o que a éste le está faltando aplicar la sugerencia que le hizo al futuro preciso Andrés Manuel López Obrador la misma noche del triunfo, a saber, que se bajara de su pedestal. ¿Será una o será la otra? ¿O serán las dos?

***

Cuentan que el gobierno provincial encabezado por el priista Miguel Riquelme debería ser más proactivo en la búsqueda de una solución financiera al tema de la megadeuda que heredó del Moreirato en sus dos versiones, más de la primera que de la segunda. Y es que, dicen los que conocen bien los números de las finanzas públicas estatales, la cosa está de espantarse ante la manera en como están comprometidos los dineros de esta provincia interna. Por ejemplo, comentan, los pagos de la deuda representan casi el 10 por ciento de todo el presupuesto de egresos, aunque del gasto ejercido en el primer semestre representan más de ese porcentaje por el rezago que tiene el Estado en rubros como inversión pública. Las cuentas arrojan que en lo que va del año el gobierno riquelmista ha erogado, por ejemplo, 20 veces más para la megadeuda que para la Secretaría de Salud, área en la que se siguen arrastrando carencias importantes desde la pasada administración. Al go similar, aunque no tan marcado, ocurre con las secretarías de Infraestructura y Desarrollo Social, que han recibido cada una alrededor de siete veces menos lana que la deuda, misma que, así como está actualmente, se terminaría de pagar allá por el año 2045, cuando los futurólogos esperan que comiencen a llegar las primeras naves a Marte, o que China ya sea el gran hegemón del mundo. Por otra parte, ha generado cierta extrañeza en los agudos observadores de las finanzas el hecho de que para la nueva reestructura que se plantea, y para la cual ya se emitió la convocatoria, el gobierno provincial haya tenido que solicitar el aval del Congreso local, cuando la nueva ley de disciplina financiera permite a los estados refinanciar su deuda sin la necesidad que los legislativos lo aprueben, siempre y cuando sea para mejorar las condiciones crediticias. O el Estado quiso amarrar el asunto bien de cara a la opinión pública con un trámite que resultaba oficioso, o bien no existe la esperanza en el Palacio Rosa de Saltillo de que se puedan conseguir esas mejores condiciones.

***

Una vez terminada la pasada elección presidencial con la avasalladora victoria del Peje López Obrador, ahora la lucha política se traslada a la “tierra de los alacranes”, debido a que el próximo año se efectuarán elecciones para renovar las 39 alcaldías de la provincia duranguense. El tema no es menor, pues con el tremendo revés que recibieron el gober José Aispuro y sus operadores, se encendieron los focos rojos para que, tras la estrepitosa derrota, no se pierda también la mayoría de las alcaldías, entre éstas las de La Laguna duranguense. Por lo pronto, el pleito entre el expriista y ahora morenista Juan Ávalos Méndez (quien ya se ve como alcalde de Gómez Palacio y hasta anda prometiendo puestos); la diputada federal electa Marina Vitela, y Pablo César Aguilar, considerado como el plan B de la alcaldesa Leticia Herrera, empieza a adquirir un tono color de hormiga, ya que todos ellos buscarán convertirse en candidatos a la alcaldía de este peleado municipio. En aras de tales aspiraciones, buscan que los dueños de la franquicia Morena en Durango (léase Hernández Deras y Herrera Caldera) les den el visto bueno, pues los tres se sienten con todos los adeptos necesarios y la capacidad de movilización que les garanticen la victoria. Pero ojo, estimado lector, que conste que no estamos hablando de las filas del PRI, estamos hablando los “nuevos” cuadros de Morena, que ahora funciona como una versión “recargada” del PRI en Durango y que ya están trasladando todas sus prácticas tristemente célebres que caracterizan a este partido, dejando de lado y nomás mirando a los militantes tradicionales quienes que por años lucharon por espacios. Por lo pronto, siguen echando las campanas al vuelo pues sienten que ya la tienen en la bolsa aunado al sentimiento de rechazo al PRI por parte del respetable que aún prevalece y que ya está salpicando feo a doña Leticia. Mientras tanto, continúan prendiendo cirios a San Andrés Manuel, para que les haga el milagrito.


Torreón, Coahuila
miércoles, 8 de agosto de 2018
Share |
blog comments powered by Disqus