.

Crece en sexenio número de pobres

.

Cd. de México (31 agosto 2017).- Pese a que la pobreza en México se redujo 3.5 por ciento entre 2014 y 2016, según la última medición de Coneval, el número absoluto de habitantes en esa condición fue mayor en 2016 que en 2012, cuando asumió el cargo el Presidente Enrique Peña Nieto.

Familias desalojadas de la zona protegida del Cañón del Sumidero se asentaron en la periferia de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, entidad donde se incrementó la población en pobreza.

.
De acuerdo con el informe "Evolución de la Pobreza 2010-2016", que presentó ayer el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el año pasado había 53.4 millones de personas en dicha situación contra 53.3 millones en 2012.

El titular del organismo, Gonzalo Hernández Licona, reconoció que la actual medición presentaba resultados "mixtos" y que la reducción de la pobreza entre 2014 y 2016 no logró revertir el incremento de 2.8 millones de habitantes registrados entre 2012 y 2014.

"Entre 2012 y 2016 hubo un incremento de alrededor de 70 mil personas en pobreza, entonces el incremento (de 2014-2016) no fue revertido totalmente en la reducción", afirmó.

No obstante, el Coneval estimó una baja en el sexenio en el número de personas en situación de pobreza extrema, al registrar 9.8 millones de personas en esta situación en 2012 contra 7.6 millones en 2016, una reducción de 22.4 por ciento.

Hernández Licona aseguró que la baja inflación en 2016 ayuda a explicar parte de la reducción en la pobreza, lo cual calificó como un "foco amarillo", pues actualmente la inflación está en niveles de 7 por ciento, muy distintos a los de 2.5 por ciento de hace un año.

"La inflación explica en buena parte el resultado de 2014-2016 sobre la reducción de la pobreza, pero en meses recientes, la inflación ha crecido y casi ha crecido al doble. Entonces, hay que estar pendientes de esta evolución y del efecto de esta inflación en la medición siguiente de la pobreza", expuso.

"Es una llamada de atención, un foco amarillo, para que la inflación no nos coma parte de lo ganado entre 2014 y 2016", indicó.

El organismo reportó una mejora en los indicadores de carencias sociales, los cuales integran la medición de pobreza: rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, acceso a los servicios básicos de la vivienda y alimentación.

El número de carencias promedio de la población en situación de pobreza, expuso, pasó de 2.4 a 2.2 entre 2012 y 2016.

Hernández Licona afirmó que el acceso a la seguridad social sigue siendo tanto en número como en porcentaje la carencia más alta, posiblemente porque fue mal reestructurada, pues tendría que ser más universal.

"Aunque México crezca la reducción en esta carencia va a ser más lenta", afirmó.

Asimismo, dijo que es preocupante que casi 25 por ciento de la población esté en pobreza alimentaria.

"Hay una pregunta que dice: 'en este hogar un menor de edad no comió un día completo por un tema económico'. Esa no es una percepción, esa ya es una experiencia de hambre. Si esa familia experimenta inseguridad alimentaria por cualquier razón, pues sigue siendo un problema de preocupación", comentó.

La evaluación de Coneval refleja que persiste la desigualdad en el País, lo que se demuestra con el siguiente dato: mientras 85.1 por ciento de las mujeres indígenas en zonas rurales vivían en pobreza en 2016, esta situación era una realidad para sólo 37.3 por ciento de los hombres no indígenas en zonas urbanas.

Retroceden 11 estados

Entre 2012 y 2016, el número de personas en situación de pobreza se incrementó en la tercera parte de los estados del País.

De acuerdo con el informe del Coneval, el aumento de población pobre se registró en Campeche, Colima, Chiapas, Hidalgo, Estado de México, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Sonora, Tabasco y Veracruz.

En total, son 27 millones 716 mil mexicanos los que cayeron en esa condición en ese periodo.

Las entidades donde más creció la pobreza fue en Veracruz, con un aumento de 21.9 por ciento; Oaxaca, con 16.9 por ciento; Morelos, con 14 por ciento, Estado de México, con 12.3 por ciento, y Chiapas, con 8.7 por ciento.

Según las mediciones del Coneval, mientras en 2012 un 74.7 por ciento de la población de Chiapas vivía en situación de pobreza, en 2016 esta proporción alcanzó 77.1 por ciento; en Oaxaca pasó de 61.9 a 70.4 por ciento; en Veracruz de 52.6 a 62.2 por ciento, y en Estado de México de 45.3 a 47.9 por ciento.

En cuanto a la medición de la pobreza extrema, el Coneval reveló que ésta creció en Veracruz (18.7%), Oaxaca (18.6%) y Estado de México (11.7%.)

Gonzalo Hernández Licona, titular del Coneval, atribuyó parte del alza en la pobreza en Tabasco, Campeche y Veracruz a la baja en los precios del petróleo.

Advirtió que el factor corrupción y el mal manejo de recursos podría afectar a entidades como Veracruz, sin embargo, reconoció que esta correlación no se ha realizado.

"El Coneval estrictamente no tiene análisis entre corrupción y pobreza. En el caso de Veracruz hay una combinación difícil de desagregar, pero -y esa es una respuesta muy personal- seguramente el desempeño de al menos una parte del Gobierno tuvo algo que ver", señaló.

Las entidades que muestran las mayores reducciones de personas en situación de pobreza, según Coneval, son Nuevo León, Durango, Baja California, Aguascalientes y Baja California Sur.

En tanto, en Nuevo León, Jalisco, Durango, Baja California y Zacatecas disminuyó más la pobreza extrema.

.


Torreón, Coahuila
Share |
jueves, 31 de agosto de 2017