.

De 2008 a 2016 se elevó pobreza en 3.9 millones de personas

.

Ciudad de México. En el contexto del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) destacó que entre 2008 y 2016, la pobreza general aumentó en 3.9 millones de personas, aunque en el caso de la pobreza extrema se dio una reducción, ya que 2.9 millones de personas salieron de ella.

Destacó que las carencias de acceso a la seguridad social y a la alimentación todavía son altas y el ingreso de los hogares ha tenido una trayectoria errática. Ante ello se debe continuar con las estrategias para reducir este problema, establecer un esquema de protección social universal y promover una mayor igualdad en los accesos básicos de la población, señaló. Em 2016 había 53.4 millones de personas en pobreza (el 43.6 por ciento)ç

Entre 1992 y 2016, el ingreso promedio ha tenido fluctuaciones que no han permitido mejoras permanentes en el bienestar de los hogares. “Las crisis económicas en este periodo, entre otros factores, se han traducido en un crecimiento económico promedio anual de 2.4 por ciento, lo que representa sólo 1.3 por ciento en términos per capita”.

Apuntó que en la Medición de la pobreza se busca transitar hacia la medición del acceso efectivo de los derechos sociales y el ejercicio de estos derechos en los grupos de población históricamente vulnerables.

Con base al Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 recomendó que la política pública de desarrollo social se oriente hacia el acceso efectivo a los derechos sociales como un mecanismo que permita cerrar brechas económicas y sociales entre diferentes grupos de población para generar una mayor igualdad de oportunidades.

También se refirió a que a nivel de los hogares, el poder adquisitivo del ingreso laboral se incrementó 8.6 por ciento entre 2014 y 2016, pero si se toma en cuenta un periodo más amplio, entre 2005 y 2017, se encontró que hubo una reducción de 10.6 por ciento. La reciente alza inflacionaria, que en 2017 alcanzó 6.7 por ciento, llevó a una disminución en el poder de compra de los hogares de 2.5 por ciento en ese año.

Advirtió que hay una multiplicidad de programas sociales que buscan mejorar el ingreso de las personas en situación de pobreza, pero “no siempre lo logran”. Ante ello en el informe recomendó instrumentos de apoyo al ingreso con estrategias que incrementen la productividad de la población en pobreza, eliminar programas duplicados, poner énfasis en la comercialización y en el seguimiento constante a todo lo largo de los proyectos.

Asimismo con instrumentos que sirvan como red de protección social ante las fluctuaciones del ingreso de mercado para evitar cambios súbitos en el consumo de la población más pobre, como parte de un esquema amplio de seguridad social universal, para ello se podrían ampliar programas de empleo temporal, variantes de la renta básica ciudadana, incrementos moderados del salario mínimo, seguro de desempleo, entre otros rubros.



Torreón, Coahuila
Share |
blog comments powered by Disqus
jueves, 18 de octubre de 2018