.

Humillan a militares; doblan a Gobierno

Cd. de México (28 mayo 2019).- 

A cambio de los soldados que fueron desarmados y retenidos el domingo por pobladores en La Huacana, Michoacán, el Ejército Mexicano regresó cuatro armas largas que había incautado a un grupo de civiles.

Entre el armamento se encuentra un fusil Barret, calibre .50, capaz de atravesar el blindaje de vehículos.

Los soldados fueron sometidos por pobladores. 


Fuentes militares indicaron que los soldados habían sido atacados en dos ocasiones cerca de la comunidad Cuimbo, tras lo cual aseguraron las armas largas junto con cargadores y cartuchos.

Posteriormente, de regreso a su unidad, los 11 militares pasaron por la cabecera municipal de La Huacana, donde pobladores, incluidas mujeres y niños, les taparon el paso.

"Con la finalidad de no provocar una desgracia, como la que habría ocurrido si hubieran hecho uso de sus armas, los soldados entregaron su armamento", indicaron las fuentes.

"Se tenía la opción de que ingresara un mayor número de efectivos militares para rescatar a sus compañeros, sin embargo, se optó por devolver el armamento". 

Ayer por la tarde, el Gobernador Silvano Aureoles reveló que, al repeler los ataques en Cuimbo, los soldados abatieron a dos hombres e hirieron a un menor, que se encuentra fuera de peligro.

El ex Presidente Felipe Calderón pidió permitir a los militares defenderse ante agresiones como la ocurrida en Michoacán. 

"¡Es inaceptable! Tiene que revocarse la orden presidencial que impide a los soldados defenderse (...) ¡Los militares también tienen derechos humanos!", comentó el ex Presidente en Twitter.


Torreón, Coahuila
Share |
blog comments powered by Disqus
Jueves 18 de Abril de 2019